martes, 5 de mayo de 2020

La primavera robaba

LA PRIMAVERA ROBADA

Hola mamá:
Ayer debió ser el día en el que te escribiera, pero me hervía la sangre y no creo que eso sea lo que una madre espera de su hijo.  Dicen que era tu día, sí, pero para mí, tu día, son todos los del año, sin excepción, y dado mi mal rollo de ayer, preferí correr un tupido velo sobre mi mal eje y esperar a que el cielo escampara.
Porque ¿sabes una cosa?, no quiero sino escribirte palabras bonitas y para nada transmitirte mi desasosiego… Y tú me dirás…”Pero que me cuentas, hijo, ¡si desde aquí arriba veo todo!”… y yo te diré… “¡Ya, mamá, pero siempre te ha gustado hacerte la sorprendida con mis secretos, que no sé por qué razón, de antemano ya conocías”
Y mira mamá, es un secreto a voces, pero ¿sabes?, ¡Nos han robado la primavera!, como lo oyes mamá…  ¡La primavera, así, por la cara!...
Te complacerá saber, mamá, que no del todo, pues bien sabes que para mí, primavera es todo lo que aporta vida, y vida aporta el sacrificio, la lealtad, el afán de superación… Vida aporta la entereza ante situaciones imposibles… Vida aporta la firmeza en demostrar que el esfuerzo, hace firme lo increible…  Vida aporta la razón, la del común sentido, que en un espíritu bueno, motiva al común latido…. Vida aporta, de un corazón su gemido… Luchando por la ilusión…
Y vivo, mamá, vivo… del modo en que me enseñaste, sabedor que, aun prisionero de un lastre, nunca será desastre, pues la base de su arrastre, sólo es peso, nunca aguante, y mi espalda, tiene anchura sin temor…
Me he ido de caña, madre…. ¡Que nos han robado la primavera, mamá!...
Ya, ya sé, que he diferenciar entre lo banal y lo importante… ¡Que todos estamos bien, mamá! ¡Que no nos falta el ánimo, que la desazón no puede con nosotros!.... Dime…
-¿Puedes regalarme una flor, hijo?-
-Claro, mamá, aquí la tienes…-
-Gracias, mi vida…. ¡Escucha!...-
-Nadie te robó nada, pues sigue polinizando tu alma…. A quien piensa que te robó la primavera, contéstale que su corazón es un terrible otoño de emociones secas descoloridas…. Y a quien agriete tu calma, dile que el tiempo, hará justicia…-
-Duerme mi niño, duerme… que aún quedan muchos días…

jueves, 30 de abril de 2020

Todos a la vez, a la de tres

-En cuanto se abra la puerta nos vamos, el tiempo es oro- -Tic, tac, tic, tac-
-He tenido que enterarme por la tele-
-Bueno, son los medios los que nos cuentan las cosas ¿no?-
-Ya, pero ¿tú tienes claro lo que hay que hacer? ¿Tienes clara, estudiada, contrastada  y analizada desde tu sentido común la información suficiente? ¿Valoras a lo que nos exponemos?-
-¡Vaya, ya estamos con las rayadas...! Mira tío... ¡no te queda otra que confiar!-
-Ok, ok.... No es mi intención malmeter-
-¡Vale, entonces venga, prepárate que vamos por fin a pisar la calle!-
-Sal tú que si eso yo ya...-
-¿Cómo, que pretendes quedarte en casa?-
-Nada se me ha perdido ahí afuera-
-¡Pero venga, tío! ¿Qué dices?-
-Que necesito tomarme mi tiempo-
-¿Más tiempo del que te has pegado confinado entre cuatro paredes estos últimos meses?... ¡Estás loco!-
-Pues sí, necesito tiempo....-
-¡Oye, se acabó el tema, haz el favor de dejar de negativizar todo y sal!-
-Pues no-
-¿Cómo que no?-
-¡Cómo que no me apetece ni me da la gana!-
-¡Estás loco, tío!-
-Probablemente...
-¿Qué es necesario para que te convenza?-
-Nada, absolutamente nada... Tú déjame que tome mis propias decisiones y sé libre de tomar las tuyas-
-¿Pero que te pasa, tío?-
-Que tengo una inseguridad tremenda-
-Pues ya es hora de que derrotes tus miedos-
-Agradezco tus palabras, pero tu lo has dicho... son mis miedos, no los tuyos y el miedo es libre-
-Detecto destellos de cobardía-
-Yo detecto, sin embargo, quintales de irresponsabilidad y un empeño desmesurado en dejar al azar cosas vitales-
-No tienes huevos, amigo-
-No tienes cabeza, chaval-
-Oye, te estás pasando-
-¿Quién ha empezado primero?-
-Tú, con tu negatividad-
-¿Acaso te he forzado u obligado a algo?-
-¡No puedo consentir que te quedes en casa!-
-¡Yo no puedo consentir tu derecho a fustigarme si no acepto la verdad que nos venden!-
-No es mi verdad, es la verdad...-
-Lo absoluto no existe más que en ciertas intolerantes cabezas-
-Cada vez me queda más claro que eres un intolerante-
-Oye tío... a ver si queda claro... que hagas lo que te salga de los huevos... que sólo te digo que necesito tomarme mi tiempo para encajar piezas!
-¡No las encajas porque eres un ser cerrado y perdona que te lo diga así!-
-Oye, insisto... haz lo que que desees, que faltaría que yo te privara, pero no me hagas comulgar con tus ruedas de molino!-
-¡Esto no puede seguir así!-
-¿El que?-
-Tu cerrazón-
-¿Perdon?-
-¡Que si es necesario te doy dos hostias, pero que tu sales hoy a la calle!-
-¡Vaya, resulta que conozco a Harry el Sucio y no lo sabía!-
-¡No me toques los huevos!-
-Para nada mi intención, pero que oye, que hagas lo que creas por oportuno-
-No sin ti-
-¿Por que me arrastras?-
-Porque es lo mejor para todos-
-¿Para quienes?-
-Para nosotros-
-¿Por que tú lo dices?-
-¡Por que lo dice todo el mundo, joder, que no te enteras!-
-Pues mira, no... desde luego hoy, no voy a ninguna parte y deja ya el tema por que me tienes hasta los mismos-
-¡Ya asomó el fascista!-
-¿Pero tú te escuchas?-
-¡Venga coño, te hablo de sentido común y me la lías parda!-
-¿Que yo que----?
-¡Que siempre la lías!-
-No te entiendo, no he podido ser más sincero contigo-
-¡Tenemos que ir todos juntos, a la vez, a la de tres, pero eso no lo entendéis!-
-¡Claro que sí, a la de tres todos juntos...!-
-¿Y entonces, porque no sales?-
-¡Porque tengo la libertad de hacer lo que considere por oportuno siempre y cuando no perjudique a terceros, y está claro que es mi decisión, el quedarme en casa de momento!-
-Pero ninguneas a la sociedad-
-No, claro que no, para nada-
-Está claro que vas a contracorriente-
-Y yo veo claro que te conformas con lo que te cuentan y no derrochas ni un ápice de tu inteligencia en luchar por ser libre tomando tus propias decisiones sin ser parte de un rebaño-
-Lo siento, pero insisto, eres un fascista-
-Buenas noches, Epi-
-Buenas noches, Blas-

*PODEMOS LLAMARLO DIÁLOGO DE BESUGOS O PODEMOS SIMPLEMENTE ANALIZAR EL FONDO DE LA CONVERSACIÓN... NO SE TRATA DE UNA REALIDAD, DE UN HECHO PUNTUAL, SE TRATA DE REIVINDICAR LA LIBERTAD DEL PENSAMIENTO HUMANO Y UNA DENUNCIA A LA FALSEDAD Y LA MANIPULACIÓN.

*Costampla

miércoles, 29 de abril de 2020

¿nos acercamos a ver el ambiente?

-¿Por qué no nos acercamos a ver el ambiente?-
-¿El ambiente? ¿Necesitas algo de la galería? ¿Yo no necesito nada de la galería?-
-¿Qué mal te ha sentado el confinamiento, no?-
-Lo digo en serio… ¿Qué se me ha perdido ahí afuera?-
-Oye amigo… ya pasó, por suerte parece que esto va remitiendo-
-Eso dicen, sí… ¿y?-
-Bueno… que hay que recuperar la normalidad-
-¿A qué llamas normalidad, amigo?-
-Bueno, pues a volver a pisar la calle, a no estar todo el día encerrados…-
-Me temo que se te escapan matices-
-Claro que sí, las cosas no son iguales, ya lo sabes-
-Pero tú lo has llamado normalidad-
-Sí, claro… pero hay que ser cautos…-
-¿Acaso me percibes incauto? …. ¡Qué ironía!-
-¡Es lo que hay, amigo, y hay que aceptarlo!-
-¿Y lo que hay… y este nuevo orden… quien ha decidido que lo haya?-
-¡Joder, pues el virus…!-
-¡Ahh, joder, el virus, el puto virus… ¿será que no ha habido pandemias más letales a lo largo de la historia de la humanidad?-
-Pues supongo que sí, pero ahora somos más civilizados-
-¿ah, sí, así lo crees? … ¡Bendita civilización!-
-¡Como me rayas amigo! ¡Vaya tela!-
-¿Tú crees que me puedo fiar de lo que nos cuentan?-
-¡Pues me temo que no te queda otra…!-
-¡Soy una persona, no una oveja!-
-¡Pues claro que eres una persona!-
-¿Y entonces por qué me siento parte de un rebaño, vigilado por adiestrados perros y temeroso de que más pronto que tarde falte mi hierba…?
-¡Nunca te faltará el pasto!-
-¡Permíteme que lo dude!-
-¡El Estado nos protege, no lo olvides!-
-¿El Estado? ¿El gobierno?... Mira, no son de mi cuerda y lo sabes… aun con todo, respeto la Democracia y encajo su “legitimidad”… Ahora bien, si bien yo no les voté, mintieron escandalosamente en campaña para conseguir los votos que ahora les sustentan… La mentira ha sido corroborada y contrastada (y callada por medios subvencionados)… De “golpe” (permíteme que dude de la casualidad), surge esta crisis del virus, que en un día concreto resulta terrible e imparable y dos días antes mirando a vecinos pasándolas putas, no parece más que un simple catarrillo…
-¡No seas intolerante, les pilló en bragas, como a todos!-
-¿Cómo a Portugal, por ejemplo?-
-¡Fue cuestión de suerte!-
-¡Acierto y honestidad, diría yo!-
-¡Así, no sumamos, así restamos!-
-Se lo que suma y se lo que resta… Se diferenciar entre la verdad y la mentira, tengo tablas para ver cristalinas las evidencias… No niego que se trabaje a destajo por superar inconvenientes pero, tengo muy presente que se pierden demasiadas fuerzas en sacar una buena foto… que todo se desgasta derrochando esfuerzos en blanquear marrones cagadas en lugar de dotar de medios a la gente bien que se entrega en esta lucha-
-¡Eres un fascista!-
-¡Coño, la palabra mágica!-
-¡Pues sí!-
-¡Sin embargo, compañero tolerante, observo que, no sólo no se ha tenido la más mínima decencia en reconocer respeto a miles y miles de víctimas, o que incluso se han maquillado cifras de cara a la galería… si no que se ha aprovechado el desastre que nos asola para colar en indefensión del pueblo, decenas y decenas de asuntos que bien hubieran merecido un debate!-
-¡Insisto, eres un fascista!-
-¡Vale… lo acepto… y esto…!  ¿Sabes por qué los que están en ERTE aún no han cobrado su prestación desde marzo?... ¿Sabes de una solución clara y creíble para PYMES y autónomos que no sea pura demagogia?  ¿Sabes la razón del por qué, si Hacienda me ha retenido una morterada de dinero más del que tenía que pagar en mi impuesto, se hace la remolona para devolvérmelo?... ¿Tienes alguna explicación que ofrecerme sobre la razón del porqué, personas con discapacidad no reciben su tratamiento o ayudas?... ¿Puedes orientarme a comprender por qué miles y miles de familias no ingresan un duro mientras los diputados que las representan no pisan el Congreso y cobran dietas?...  Y es más ¿Me podrías argumentar porque llamas fascista a quien ama a su país, a sus gentes, respeta la Constitución y las Leyes, cree en el sentido común y denuncia la injusticia? …-
-Joder tío, así no hay quien hable-
-Vale… pues eso, acércate a ver el ambiente, que huela como huela, siempre te tendrá cautivo de lo mismo…  ¡Disfruta lo votado!...  En tanto, yo me reservo y acepto sufrir el estigma de un tiempo no pretendido a la espera de que sea aplastado a golpe de sentido común y justicia-
-Buenas noches, Epi-
-Buenas noches, Blas-

sábado, 25 de abril de 2020

Hora de ser personas


Sara solloza en el sofá, pesarosa con la cabeza envuelta entre las manos.  No hay rímel asimétrico descendiendo desde sus pestañas, básicamente por dos cosas: El rímel es un objeto de lujo que no está al alcance de todos y además tampoco es necesario tras meses y meses de confinamiento en casa.
Todo empieza como un juego; sí, parece un puto juego… Un virus que asoma en China (es curioso que cuando te dicen te ha tocado la china, parece una cuestión de fortuna o de exceso pre-risas-mil… ¡yo me entiendo!), algún caso puntual de contagio en Europa… ¡Todo controlado! Nos dicen… No pasa una semana que el centro en el que trabaja cesa puntualmente su actividad consecuencia del bicho… -Lo sentimos, pero si hacemos teletrabajo no tiene sentido que vengas a limpiar aquí…  -Estate tranquila, nos haremos cargo de todo, si no lo hará el Estado… ¡Se fuerte, pronto nos veremos!...  Al día siguiente, el Estado ordena quedarse encerrados en casa, tanto a ella como a los suyos… ¡Tranquilos, tranquilas… todo está controlado… nadie se quedará desprotegido!...  Y Sara, aunque pudiere parecer una frivolidad, hasta lo ve con buenos ojos… Tengo un hijo inmunodeprimido, piensa… ¡Año y medio luchando contra su cáncer y ahora arriesgar saliendo a la calle para traer un nuevo problema a casa…! ¡Mejor así, además nos arropan!...Y así lo hace, ¡a rajatabla!, encerrada en un piso de apenas sesenta metros, como tantos y tantos… Bueno, con un matiz importante… Un segundo piso en un edificio de nueve, compartido por cuatro personas y además orientado al norte… vaya, que ni un jodido rayo de sol en todo el día… Por suerte, el otro hijo lo está dando todo, pero no deja de ser un joven a quien todo esto supone un matiz puntual en una vida que ya tenía idealizada de un modo totalmente distinto y en la que observa todo esto como una mera y puntual anécdota.  Los días pasan, no hay ingresos por el ERTE tan provisional que prometían, Hacienda no devuelve lo que le debe (y es mucho), tampoco responden los servicios sociales tras haber pasado ya año y medio desde que al chico le reconocieron una discapacidad del 79%....  No entra un duro en casa ¡Ni un duro!... ¡Pero tranquilos… el Estado os protege!  En tanto, personas mayores ceñidas al alma con las que sólo contactar por teléfono… Personas solas incapaces de entender que en el ocaso de sus días el mundo… Por suerte, la vida les ha enseñado a ser fuertes (han dejado demasiada gente el su camino), por suerte, su puntual salud o el hecho de estar en el lugar adecuado en el momento hiperpreciso, les está salvando la vida…
Llamadas de teléfono, whatsapps… todos te dicen estar bien… todos te dicen tener algún caso cercano, ya sea de infección o de muerte, todos te hablan de su mal momento laboral… Pero todos con la mochila tirando, todos dándole al remo, todos, tarde a tarde, dando un homenaje a esa gente sencilla que, por su profesión, toca el cielo de la entrega hacia los demás sin siquiera habérselo propuesto; simplemente por pura profesionalidad, humanidad y empatía…  Todos… sí… ¡lo recalco!  A mí no me van los aplausos cuando cada día nos dan cifras de cientos y cientos de muertos, pero reconozco que es una bonita consideración el aclamar día a día a todos aquellos que se lo dejan todos por los suyos, ya sean sanitarios, policías, militares, reponedores, personal de limpieza, cajeras, carniceros, polleros, conductores, celadores, sacerdotes, orientadores, profesores y tantos y tantos otros….Os contaré mi día a día… Todos los días, a las doce, en Madrid se hace un minuto de silencio… Todos los días, desde mi terraza y a los decibelios que pueda dar el bafle cutre que compré para tocar mi guitarra eléctrica, suena el Toque de Oración en mi calle… un sentido homenaje a todos aquellos que dieron su vida en una nación maravillosa como la nuestra… Luego, por la tarde, en el momento de los aplausos de las ocho, llevo semanas culminándolos cada día con nuestro Himno Nacional, en un reflejo de unión, sentimiento de solidaridad y la glorificación de la historia y nuestras tradiciones… A partir de ahí, soy comprensivo con quien sigue bailando desde sus terrazas, soy totalmente entregada a toda esa gente que demuestra ganas de vivir por encima de la desazón de tanta muerte y crueldad.
¡PUES SABÉIS UNA COSA?
¡YA HE SOLTADO LASTRE Y CON TODO ESTO, QUE TAN SOLO ES UN POQUITO….!
¿PENSAIS NI POR ASOMO QUE DE ESTA NO SALDREMOS?
Solo pido una cosa, por dios…. Haced un poco de autocrítica y ser por fin personas

jueves, 2 de abril de 2020

Poniéndome en su lugar


Ayer fui al centro de salud porque tenía unas décimas de fiebre, una carraspera de garganta de esas que no hay quien las pare, pero sin mocos y además, las molestias de turno en manos, brazos, piernas y espalda a las que, ustedes me disculparan, pero no doy más importancia pues las llevo asociadas a mis años…

El caso es que me atendieron… ¡Muy bien, como siempre! Y para la casa que me fui tras pasar por la farmacia a recoger mi boticaplan….

Comenté con mi médico que andaba yo preocupado, que una cuñada en la residencia de allá al lado no había salido bien parada de lo mala que se había puesto y que un vecino, el Anselmo, hacía como que un par de semanas que no lo veía…

En igual modo incidí en que andaba yo revenio por tanta y tanta mala noticia en la tele, mas el majete chaval que me atendió no hizo otra cosa sino animarme y arrebatarme una sonrisa…

Total, que para la casa me fui, a esperar que un pariente me dejara la comida en la puerta sin siquiera saludar ni mi mano estrechar…. ¡Cuídese mucho, Manolo! Fue su todo… y hete que agradecido lo saludé de lejos y díjele ¡Cuídate tú también, hijo!...

Mis hijos me llaman todos los días… Me cuentan que andan bien, que siguen trabajando desde el ordenador y que los nietos también dan sus clases… Quiero creerles porque en la tele cuentan algo así, pero, ¿de verdad así es?....

Tonto no soy, amigos… Pasé mucho hambre en una posguerra sinónimo de mi infancia, pero leñe, que después de alzar el vuelo…. Después de enterrar a mis padres con dignidad tras una vida colmada de sacrificios, ahora me veo en el final de mis días y, ¡De veras que no sufro por mí!, lo digo de corazón… Sufro por estos lechones, cuya vida ha sido en mayor o menor medida, amable….! ¡Sufro por estos que ahora me cuidan pero que (tontos de ellos), las pasan putas por no poder siquiera a mi acercarse…!

Pero ojo, no por lo que ahora pasen, sino por la resaca de lo que vendrá después, sintiéndome además ignorante y echado palante en el sentido de que me llegué a convencer de que ellos nunca pasarían penalidades como yo las pasé…

Me duele, no el morirme y el sufrimiento de los míos, ¡que eso estaba ya escrito!.... Me duele morirme en un sistema incapaz de sacarme adelante tras tantos y tantos años de sacrificio que para nada asegura un buen futuro a los míos.

¡Es doloroso enterrar a un ancestro sin poder dedicarle sus últimos minutos, pero más doloroso es irte sabiendo que a los tuyos les espera un futuro cabrón!

Archivo del blog

Visitas al blog