lunes, 8 de febrero de 2016

Te echamos de menos, amigo

Querido amigo, allá donde estés, allá donde ahora mores, no me digas ni como, ni por qué, ni de qué modo, pero lo cierto es, que aunque ya no estés aquí, aquí te siento como si estuviese en ese allí, que el alma siente como aquí.
Querido amigo, a toro pasado, todo es más duro, pues aunque me enfrenté a la realidad de la muerte, ahora entiendo que el golpe en caliente, basto se soporta, pero que una vez la piel enfría, el dolor es agudo, insoportable.
Querido amigo ¿por qué te has marchado? Sin avisar, sin mediar camino.
Diríase que hubieras huido, pero no es así, estoy seguro ¡no se esconde un corazón rudo!
¡Nunca pensé que te pudiera la vida! ¡Nunca creí que dominara la duda!
Y la duda se hizo evidencia y la evidencia sendero agreste… ¡maldita sea mi suerte!
Y ahora, no puedo verte… o te veo, pero ausente, de cuerpo, pero en el alma presente,
riegan mis lágrimas, surcos de amistad perenne.

¿Por qué te selló el destino, con un camino tan breve?
¿Por qué me pregunto y pienso cuan ingrata fue la vida con alma de blanca nieve?
¿Por qué ahora me lamento?
Lloro con “La Doña”, quien a mi lado hipa y te recuerda.  Brindo con ella, alzamos las copas.  El Madrid ha ganado, ella es del “Atleti”, pero eso ahora no importa.
¡Sincero agradecimiento, al siempre poderoso, As de Bastos, As de Copas, As de Oros! …

Juegos de naipes, quizás no todos lo entiendan, pero ganaste por la mano, amigo…



lunes, 25 de enero de 2016

BUEN VIAJE, MI COMANDANTE

Vuelas, una vez más, hacia un nuevo destino, esta vez el definitivo, y lo haces ligero de petate pues ya has dejado en el camino, todo lo que tenías que dejar.

Serviste siempre desde niño, a tu Patria, a tus compañeros, a tus amigos, a tu familia, siempre desde el convencimiento de hacer las cosas bien hechas y aunque desde esa vocación de servicio, también sufriste el desgaste de la incomprensión, siempre peleaste como un jabato, por entregarte a los tuyos, aun a costa de salir lastimado por tus actos.

Querías a los tuyos, sin lugar a dudas y también, sin lugar a dudas, los tuyos te querían a ti, y mucho.  Yo esto ya lo sabía, te lo aseguro, y en estos días más que nunca, lo he podido comprobar.
Vete tranquilo, amigo.  Vete satisfecho de lo que has dado y orgulloso de los tuyos.  Vete con la cabeza bien alta y con la satisfacción del deber cumplido.

Nunca podré agradecer lo suficiente toda tu ayuda desinteresada, tu lealtad y amistad, y estoy seguro que nunca volveré a topar en mi camino, con un amigo tan especial como tú; de brega y batalla, de día a día, de uvas y maduras.

Los partidos de nuestro Madrid, ya no serán iguales sin tu compañía mas ten por seguro que celebraré cada pase, cada gol, cada victoria, como si estuviera contigo y cuando volvamos a ganar otra Champions, otra Liga, otra Copa, brindaré mirando al cielo, en recuerdo de ti, Mi Comandante.

Ten buen viaje, amigo, y descansa que lo mereces, que con creces, te lo has ganado.

José Carlos

P.D.- Busca buena señal Wi-Fi por ahí arriba para piratear los partidos ¿ok?

lunes, 10 de agosto de 2015

MI CALZADA

He regresado a esas calles de adobe encalado,
que guardan el tesoro de mi niñez,
rincones cautivos de un pasado de luces y sombras,
mágicos ángulos colmados de historia,
piedras, cruces, zarzamoras,
sillas de mimbre en los portalones,
cigüeñas que en los tejados se posan…

Silencio roto, cuando el gallo canta,
por el reloj de la iglesia que el día anuncia,
agua que fluye resuena en la plaza,
niños que juegan, viejos que charlan,
un día, de un año cualquiera,
vecino de La Cruz Nueva,
en tierras de La Calzada.

Cuantos sentimientos me despiertan tus rincones,
cuanta parte de mi vida, allí ha quedado cautiva,
cuanta nostalgia, cuanta melancolía, cuanto llanto inconsolable…
…Y sin embargo, me transmites alegría,
tierra de mi madre, Calzada mía.



domingo, 21 de junio de 2015

HOLA ESTRELLA

Hola, estrella:

¿Qué tal van las cosas por ahí arriba?  Estoy seguro que bien, muy bien, pues veo tu luz cada noche, brillando en el cielo.

Como cambian las cosas y es que, nunca me llamó la atención el fijarme en los luceros, pero de un tiempo a esta parte, dejo volar mis sentimientos entre lunas, cometas, novas, supernovas y demás cachivaches astrales, con tal de verte cada día.

¡No pasa nada por reinventarse!, al contrario, que al igual que asoma uno por aquí sin libro de instrucciones, también lo hace sin programa, y adaptarse es crucial, que no queda otra que encajar las cosas como vienen, hacer lectura de ellas y obrar en lógico instinto.

Y lo dicho, ¡que mira que te siento intenso! ¡Que mira que te veo guapa! mas ya no es la tristeza la que maneja mi mundo, no, que si bien reina la melancolía, que si bien la alegría ya no muestra el mismo croma, peleo desde mi esencia, en superar cada día con ilusión, esperanza y renovado ánimo de superación, que al fin y al cabo, si bien andamos por estos lares de paso, digo yo que algo nos tocará que aportar, a este ciclo vital tan complejo.

Han pasado ya dos años, dos años en los que nada ha cambiado y en los que ha cambiado todo, dos años de cruel ausencia grabados en el alma a vivo fuego que sin embargo, no han podido borrar la sonrisa de mi rostro, esa a la que di forma siguiendo tus enseñanzas y consejos desde que era niño, tu enconada constancia por transmitirme la idea de que trabajara siempre por ser feliz a través de hacer felices a los demás, algo que no sé si he sido capaz de conseguir como tu quisieras, pero que a fe, bien sabes, nunca he dejado de intentarlo.

Trabajo y más trabajo, conformarme con lo que la vida me ha ofrecido y por encima de todo, valorarlo como el mayor de los tesoros.

Sobra decirte que estoy locamente enamorado, pues eso ya lo sabías, pero me ilusiona decirte, que cada día lo estoy un poquito más, de la mujer que comparte su vida conmigo y que la diosa Fortuna, tuvo a bien poner en mi camino, la mujer, madre de mis hijos, esencia de tus nietos, que forman el mayor tesoro que Dios me ha dado y en los que ahora veo, a ese joven inquieto que era incapaz de entender el porqué de tantos toques, reparos y exhortaciones, ese joven, ahora con menos pelo y muchas canas, que ve en su madurez todo clarísimo, cristalino y se quita el sombrero en homenaje a tanta lección magistral.

No hay mucho más que contarte, las cosas siguen su ritmo, el tiempo anda poniendo cada cosa en su sitio y no hay día en el que no estés presente en mis pensamientos.  No puedo más que mirar hacia adelante y estar agradecido a todo lo que Dios me ha dado, no puedo si no recordarte, como un alma buena que colmó de amor, cada ángulo de mi esencia, un alma buena que me trajo al mundo, me formó como persona y me enseñó a ser feliz.

No es hoy la tristeza la que me embarga, es un puro acto de devoción, homenaje y reconocimiento a la más bonita estrella del firmamento…

¿Sabes?, De un tiempo a esta parte, dejo volar mis sentimientos entre lunas, cometas, novas, supernovas y demás cachivaches astrales.

José Carlos (@Costampla)

21/06/2015



jueves, 11 de junio de 2015

LOS CUATRO POSTES




No me extraña que te enamoraras, no me extraña,  viniendo de donde venías y hallando lo que hallaste.
Piedra sobre piedra, fortaleza inexpugnable donde velar tus sentimientos, laberinto de calles de fantasía, rumor de Dios en cada ángulo, en cada esquina.


¡Qué bonito, madre! Cuantas veces lo decías.
Y ahora, por mis labores, el destino aquí me envía…

Y veo tu cara de niña,
reflejada en las murallas,
la ilusión de tus mejores años,
brillando en cada retazo,
en cada piedra, en cada hueco, en cada sombra…

Y me siento lleno, me siento pleno,
me siento Ávila,
en tu sonrisa,
cuatro postes la sustentan,
nunca la vi tan bonita.

En la posada me escondo,
mi compañera de cama,

se llama, Melancolía.


Archivo del blog

Visitas al blog