jueves, 20 de junio de 2019

Pescador


Hay un dicho popular que sentencia “Ningún pescador de caña ni molinero de viento necesitan escribano para hacer testamento”…
Quiero Paulino, de mi madre hermano y por legado, tío, hacer de estos versos, nacidos del corazón, un homenaje sentido, a alguien que a mi vida, mucho de bueno aportó.
De caña era y entre cañaverales, cañas con los suyos, caña “pal pelo” y caña de fórmula uno cuando la vida olía a humo… con esa caña pescó, el cariño de los suyos, mi tío, el pescador.
Una caña de vida, sí… Una caña de persona, a la que nada arrincona ni nada arrinconó… Hostias como panes de la vida recibió y con mano firme y dura, a la vida traicionera, esas hostias devolvió.
¡Qué puñetas, no fue fácil! ¡Puta guerra y la madre que la parió!
¡Cuánto sudor para una puta peseta y encima pidiendo perdón!
Trillando campos de trigo o de paleta en la construcción,
Esto lo saco adelante, ¡pues no soy yo cabezón!
¡Qué aterricé en Torrejón y no me hacía falta una Base, tan sólo un poco coraje y dar todo el corazón!
Hoy te has marchado, tío, con la vida ya has cumplido, siempre dando lo mejor.
Hoy tomas un nuevo camino, perfecto y definitivo… Te llevo en el corazón.

A Paulino
DEP 19/06/19

sábado, 1 de junio de 2019

Mi espejo


Ya vas de camino al cielo,
tu sonrisa, te acompaña,
vuela, Emilio, sube sin miedo,
 te están esperando en casa.

Avanza firme, padrino,
que la senda no es muy larga,
que la diseño, el destino,
a medida de tus tablas.

Acá dejas tus hazañas,
sin ostentar malla en traje,
común sentido, templanza,
amor verdadero y coraje..

Serrano, de casta pura,
abnegado compañero,
no hubo toro en el albero,
que generara en ti duda.
por la izquierda o la derecha,
mano templada y dura,
verónicas a dos manos,
con poderío y bravura.

¡Me quedo con tu ternura!
fuiste guía en mi camino,
generoso fue el destino,
de que fueras tú mi luna.

Descansa, corazón mío,
descansa, espejo… Descansa,
que en la ribera del río,
aun siendo el invierno frío,
darás calor a mi alma.

A mi padrino
31/05/2019
DEP

domingo, 3 de marzo de 2019

La vida en cabestrillo

Una explosión, como pasa el tiempo,
¿quién soy ahora?, no me reconozco en el espejo,
el reloj marcó la hora, campanadas de miedo,
quería que el mundo parase… traicioneros nervios…
Y no, no se paró ni el mundo, ni el tiempo,
incluso no caí, en el desaliento,
fueron canciones mis versos, montañas de amor,
coronadas  por azures de esperanza,
fueron acordes los truenos y los relámpagos, calma,
y a la espalda, una mochila y fuerza para llevarla.

A perro flaco, todo son pulgas, así dice el refranero,
un quiero, pero no puedo, la vida dando la murga…
creo en la utopía, se conducir en curvas,
ya pasará el invierno, despejarán las brumas…

Y sonreís, vuestro rostro ahora es brillo,
de la noche a la mañana nos sonrió la vida,
parece pasó la tormenta, parece, se ahogó la duda…

Y la vida en cabestrillo,
con el alma agradecida,
y al corazón sacando brillo…

Felicidad por bandera,
parece que hoy, vencimos.
no se ha acabado la guerra,
pero que bien nos sentimos.


lunes, 18 de febrero de 2019

Ganaremos la partida

Su sonrisa, la que me da la vida,
terremoto de valentía y coraje,
real desnudo, en esa verdad sin traje,
no dando la batalla por perdida.

Realidad manifiesta,
no caben aquí posturas,
redonda es la luna,
aunque en cuartos, no parezca esfera,
un día más de una realidad cualquiera,
terrible castigo de cruel negrura.

Aquí sigo, mis amigos,
 jugando a ser un poeta,
con las musas empeñadas,
en hacer gemir mis letras,
lágrimas desbocadas,
pendientes de una quiniela,
y el corazón hecho un higo,
desolado por su apuesta.

En un dámero imposible,
siquiera de alcanzar tablas,
sujeto a mi rey, firme,
evitando que este caiga…

En un dámero imposible,
eres mi jaque, esperanza.

jueves, 14 de febrero de 2019

Mi estímulo


Y te miro, y tiemblo, vida,
sobrepasado de estímulos,
o sosegado… es lo mismo
¡qué te miro y tiemblo!
No es miedo, no,
eso ya lo superé,
siquiera es respeto,
contra eso, ya jugué…
Es… es que te miro, y tiemblo, vida,
despiertas mi alma dormida,
reavivas mis inercias,
amanece la cadencia,
de un ser que en pleno ama,
ausente de que haya un mañana,
insoportable en tu ausencia.
Así es, te miro y tiemblo, vida,
mantienes mi mente encendida,
sostienes mi idílico mundo,
en cromas maravillosos,
de luz y color hermosos,
inimaginables paletas vivas,
fragancias, frescos olores,
penetrando en lo profundo,
mientras yo me vengo arriba.

Te necesito, mi niña,
es tu tesón, tu fuerza la que me mueve,
acércate a mi en la orilla,
que allá las olas, apenas se mueven
que no .embarrancará la quilla.
en aguas de cielo y verdes.

Que sea el brillo de tu inteligencia,
quien nos mueva a los mundos leves,
nulos de malos ratos.
plenos de luz y mieles.

Que tu cariño me envuelve,
que eres primavera, brisa,
que rezo porque me quieras,
mientras me dure la vida,
y que de mí no te canses,
que soy hombre en tu caricia,
en tu cariño y sonrisa,

José Carlos
14/02/2019

Archivo del blog

Visitas al blog